Blogia
UN PEZ ENREDADO

Kiko

Connexions

En els dies que vindran segur recordarem l’instant que acabem de viure, aquestes quatre paraules escrites que ara llegim, se’ns anar més lluny.

Però seria un esforç gairebé inútil recordar cada paraula, posar cada coma en el seu lloc i repetir una vegada i una altre sempre amb la mateixa entonació. Potser seriem capaços de fer silenci del soroll i intimar amb cada paraula. Buidar la nostra ment i omplir-la de lletres que suren en un mar de neurones, buscant connexions sinàptiques que donin un xic de sentit a aquesta vida. He de ser sincer jo ho he intentat, no crec que mai ho aconsegueixi, em trobo perdut en unes connexions que no arriben mai.

Busco i no deixo de buscar , cerco la clau que desxifri aquest embolic que no té fi, perdut en una ment que articula el seu complot com aranya la seva teranyina.

I mica en mica em deixo perdre, em deixo portar fins que em fallen les forces, es destrueixen els guions que teníem apresos. M’ofego en petits esquitxos de records que m’omplen el do indomable dels records. surto al carrer i plou, m’estic mullant però sóc feliç. Tornes a estar a mi, aquell dia recorríem aquell camí, tu l’explicaves les paraules et sortien directament del cor, vaig acabar estimant aquella terra que ara és un mica dels dos.

Tornen, si, aquells esquitxos. No en vull saber res de connexions, que les neurones surtin de passeig. Em quedo, si, amb aquelles sensacions que un dia varem viure.

Una abraçada, company. Aquesta història acaba bé.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Tu sonrisa

Cuando llegué a las ruinas aún sacaban humo, todo era muy reciente. Aún cuando desconocía las causas ya estaba buscando respuestas o formulándome miles de preguntas  y ninguna de ellas sin solución.

 Empecé a sentir, con una fuerza inmensa, como salía de mi la rabia y la impotencia a partes iguales.

 Aquí te vi por primera vez, venias de la escuela con mi hermana, tus faldas a cuadros, las medias hasta las rodillas y la blusa blanca. En ese instante mi corazón dejo de latir y tu sonrisa lo volvió a poner en marcha.

 Deje de pensar, no obedecía a nada, empecé a mover piedras, a morder el polvo. Me sangraban las manos, me ardía el cuerpo, porque el odio tiene esa textura. No quería resignarme a lo mas evidente, no se oía ni un llanto, ni el mas leve sollozo. Solo silencio.

 Aun escucho la música y los cantos, como recorría el júbilo por toda la casa, toda llena de gente celebrando nuestra unión. Tienes la facultad de completar mi vida.

 Si no aniquilan desde nuestros cimientos ¿Qué nos quedara? Que podremos ofrecer a nuestros hijos. Sin referencia de lo que hemos sido, ¿Como crearemos nuestra identidad? Sigo levantando piedras, nada encuentro.

 Fue aquí donde escuche sus primeros llantos, donde aprendió a caminar, donde aprendimos a recibir y dar. Y tú me dabas cada día una sonrisa, mi corazón latía de nuevo. Este solo fue el primero luego vinieron más.

 Encuentro un vestido, una fotografía todos juntos, sonrientes. Me parece tan lejano. Solo quedan los recuerdos y un sentimiento latente a cada piedra que levanto. Intentan convencerme que salga de allí, que si sigo seré yo quien salga herido, mas que me importa. Dime ¿Qué me queda? Solo el dolor y una rabia que no sabe por donde salir.

 Tampoco hace tanto, aquí lloré la muerta de mi padre, las paredes observaban, mudas, los gestos de dolor, escuchaban las plegarias que iban al cielo. Los llantos por la perdida de un ser querido. Él fue mi referencia un libro donde aprender de su ejemplo.

 Caigo de rodillas implorando a mi Dios a todos los Dioses que no me dejen perder la fe. Me lleve las manos a la cabeza, me tapo los ojos y mi cara sangrienta pide lo imposible, pero no hay llantos ni sollozos, solo un corazón que no deja de latir, por favor para, detén este momento, dame el alivio que mi cuerpo necesita, da reposo a mi alma, pues no hay existencia que valga la pena. Ni el dolor ni la pena que este instante han condensado. No quiero sentir la rabia ni la frustración ni el saber que no me acompañaras en mis días, que hoy no acabaran. No quiero vivir en el dolor.Dejé de pensar que el milagro era posible.

 Como corrían los niños, la ropa tendida en la calle y tu sonrisa que nunca faltaba, el olor del pan saliendo del horno. Cada día deparaba una sorpresa. Fuimos felices, con lo que teníamos era suficiente.

 De pronto llegaron los gritos, mi nombre volaba en el aire, con el acento en la esperanza, con la fuerza en la vida. Me levanté, lentamente, con el tiempo en el compás detenido. Dejó de existir el mundo, el aire no entraba en los pulmones, mis oídos eran sordos, no sentía mi piel, no sentía nada de nada. Y tú, con los niños, volvías de comprar la leche. Y yo de rodillas, otra vez, dando a mi Dios a todos los Dioses. Deteniendo el corazón por mas de un instante, por millones de instantes esperando tu sonrisa, que llegó sin falta.Corrí a tus brazos. Y lloré, y seguí llorando por no se cuanto tiempo. Porque ya no importaba el tiempo, ni las lagrimas, ni las piedras, ni el odio, ni la rabia resentida, ni el dolor de unas manos ensangrentadas. Tampoco importaban los recuerdos ni todas Aquellas cosas que nunca recuperaremos.

 Abrazado a ti, con las lágrimas en los ojos te dije que todavía hay esperanza, que el futuro esta cercano, justo para vivirlo tal y como creemos este momento.

 Pues lo crearemos, me dijiste, de las ruinas que hoy nos han dejado, para no olvidar de donde venimos que no nos roben aquello que somos.

 Pues lo crearemos, le dije, pero sin el dolor, sin el odio, ni la rabia que me quema por dentro.

 Volveremos a nacer desde la esperanza, desde la inocencia, desde la ilusión que un futuro mejor es posible. Volveremos a nacer una y miles de veces si tu sonrisa esta presente, si tu abrazo calienta mi alma.  

Los Puntos Cardinales


Con el consentimiento que da la tranquilidad de saber que todo error será perdonado, con la vehemencia que todos tenemos al interpretar lo que sentimos, pues es singular y propio.


Empiezo aquí, en un lugar donde el principio ya está muy lejos. Sin saber si tú me lo has pedido o simplemente son las ganas que tengo de hacerlo.

Eres como el infinito, a todos los lugares dónde he llegado, tú ya estabas, antes incluso de conocerte no he hecho nada más que aprender para estar a tu lado.
Y la vida sin ti simplemente hubiera sido diferente, pero ahora que te tengo cerca de mi, ahora que te has hecho presente,se me hace muy difícil imaginar otra vida que la que tengo ahora.
Y se me hace muy extraño decirte que te quiero, cuando todavía desconozco el alcance de esta palabra. Y porque no sé si lo que realmente quiero son todo el cúmulo de sensaciones que recorren mi cuerpo, mi espíritu, cuando estas aquí, conmigo.
Aun cuando nuestras mentes tienen ritmos diferentes, vamos a velocidades que nada tienen que ver una con la otra. Que a menudo nuestras necesidades divergen y que, visto por unos ojos ajenos a los nuestros, pueden parecer caóticas y extrañas. Para ti y para mí es simple, o no tan simple, pero hemos sabido sumar y que uno y uno nunca suman dos, sino que suman complicidad, que sumando alegrías se vive mejor, que compartiendo los miedos aprendemos a vivir juntos y a andar juntos siempre hacia un destino desconocido, con la misma esperanza, con la misma ilusión, con la misma inocencia que un día nos vio crecer.

He sabido leer, interpretar, comprender tus pasos, tus gestos, tu mirada. Y tú, como nadie, has entendido de qué hablan mis manos, lo que te dicen mis ojos. Hemos sabido traducir, nos hemos esforzado a buscar las palabras necesarias para expresar lo que pensamos, lo que sentimos.

Te podría decir que mi vida sin ti no valdría nada. Sería cierto y, a la vez, incompleto, porque contigo ha tomado otro matiz y no me ha costado ningún esfuerzo sacar lo mejor de mí, porque contigo todo es fácil. Me haces disfrutar del camino y en cada rincón encuentro agradecimiento. Una fuente fresca donde refrescarme.
Y no sé como lo haces, pero poco a poco has hecho que cada día sea fiesta mayor, y al final tendré razón cuando digo que no tienes pérdida.
Eres el regalo que recibí una noche Mágica, entre llamas y centellas, risas y caballitos de mar. Me gusta verte feliz, me gusta crecer a tu lado.

Eres como la eternidad, desde que respiro sabía que te encontraría. Eres mi pasado, has dejado la marca de quien es imposible olvidar. Eres mi presente, la mano tendida llena de comprensión, llena de todo. Eres el futuro finito, un aliento de esperanza que cada día respira ilusión.

Nunca podré darte los besos, los abrazos que la distancia nos ha negado. Tampoco te podré compensar los ratos que te hubiera gustado tenerme a tu lado.

Y si amar no debe ser compromiso de un día, debe ser que amo. Si amar es tener unas ganas locas de compartir la vida contigo, debe ser que amo. Si saber escuchar y aprender a comunicarse desde la humildad es parte de amarse, debe ser que amo. Si amar es saber que no hay fuertes ni débiles sino habilidades que debemos trabajar. Si amar debe ser más que una palabra bonita, que siempre queda bien decir, si debe comportar ser mejores personas, ser mejor pareja, sin olvidar la raíz individual de la que estamos formados, de la esencia primera de la cual nos sentimos atraídos. Debe ser que todavía diviso la esperanza de comprender qué quiere decir amar.

Y si todavía tienes ganas de compartirlo conmigo, tan sólo me queda decir que soy un privilegiado, que la vida me ha llenado de fortuna.
Como la estrella que guía nuestros pasos. Como la cruz que nos indica nuestro camino. Como el levante y el poniente que nos marcan el ritmo de cada día. Eres como los puntos cardinales.

Ya sabes que no soy perfecto y que las palabras son limitadas, y si con todo esto no tienes suficiente, deja que sean mis manos, mis ojos quienes te hablen, deja que sea un beso. Deja que sea el lenguaje del corazón quien te lo explique.

Els Punts Cardinals


 
Amb el consentiment que dóna la tranquil.litat de saber que tot error serà perdonat, amb la vehemència que tots tenim al interpretar el que sentim, doncs és singular i propi.
 
 
 
  Començo aquí, en un lloc on el principi ja és molt lluny. Sense saber si tu m'ho has demanat o simplement són les ganes que tinc de fer-ho.
 
  Ets com l'infinit, a tots els llocs on he arribat, tu ja hi eres, abans inclús de conèixe't no he fet res més que aprendre per estar al teu costat.
  I la vida sense tu simplement hagués sigut diferent, però ara que ets a la meva vora, ara que t'has fet present,se'm fa molt difícil imaginar una altra vida que la que tinc ara.
  I se'm fa molt estrany dir-te que t'estimo, quan encara desconec l'abast d'aquesta paraula. I perquè no sé si el que realment estimo són tot el cúmul de sensacions que recorren el meu cos, el meu esperit, quan ets aquí, amb mi.
  Tot i que les nostres ments tenen ritmes diferents, anem a velocitats que res tenen a veure una amb l'altra. Que sovint les nostres necessitats divergeixen i que, vist per uns ulls aliens als nostres, poden semblar caòtiques i estranyes. Per tu i per mi és simple, o no tan simple, però hem sabut sumar i que un i un mai fan dos, sinó que sumen complicitat, que sumant alegries es viu millor, que compartint les pors aprenem a viure junts i a caminar plegats sempre cap a un destí desconegut, amb la mateixa esperança, amb la mateixa il.lusió, amb la mateixa innocència que un dia ens va veure créixer.
 
  He sabut llegir, interpretar, comprendre els teus passos, els teus gestos, la teva mirada. I tu, com ningú, has entès del que parlen  les meves mans, el que et diuen els meus ulls. Hem sabut traduir, ens hem esforçat a buscar les paraules necessàries per expressar el que pensem, el que sentim.
 
  Et podria dir que la meva vida sense tu no valdria res. Seria cert i, alhora, incomplert, perquè amb tu ha pres un altre caliu i no m'he hagut d'esforçar per treure de mi el millor, perquè amb tu tot és fàcil. Em fas disfrutar del camí i en cada racó trobo agraïment. Una font fresca on refrescar-se.
  I no sé com t'ho fas, però mica en mica has fet que cada dia sigui festa major, i al final tindré raó quan dic que no tens pèrdua. Ets el regal que vaig rebre una nit Màgica, entre flames i xàldigues, rialles i caballets de mar. M'agrada veure't feliç, m'agrada créixer al teu costat.
 
  Ets com l'eternitat, d'ençà que respiro sabia que et trobaria. Ets el meu passat, has deixat la marca del qui és impossible oblidar. Ets el meu present, la mà estesa plena de comprensió, plena de tot. Ets el futur finit, un alè d'esperança que cada dia respira il.lusió.
 
  Mai podré donar-te els petons, les abraçades que la distància ens ha negat. Tampoc et podré compensar les estones que t'hagués agradat tenir-me al teu costat.
 
  I si estimar no ha de ser compromís d'un dia, deu ser que estimo. Si estimar és tenir unes ganes boges de compartir la vida amb tu, deu ser que estimo. Si saber escoltar i aprendre a comunicar-se desde la humilitat és part d'estimar-se, deu ser que estimo. Si estimar és saber que no hi ha forts ni dèbils sinó habilitats que hem de treballar. Si estimar ha de ser més que una paraula bonica, que sempre queda bé dir, si ha de comportar ser més bones persones, ser més bona parella, sense oblidar l'arrel individual de la que estem formats, de l'essència primera de la qual ens vam sentir atrets. Deu ser que encara albiro l'esperança de comprendre què vol dir estimar.
 
  I si encara tens ganes de compartir-ho amb mi, tan sols em queda dir que sóc un privilegiat, que la vida m'ha omplert de fortuna.
  Com l'estrella que guia els nostres passos. Com la creu que ens indica el nostre camí. Com el llevant i el ponent que ens marquen el ritme de cada dia. Ets com els punts cardinals.
 
  Ja saps que no sóc perfecte i que les paraules son limitades, i si amb tot això no en tens prou, deixa que siguin les meves mans, els meus ulls qui et parlin, deixa que sigui un petó. Deixa que sigui el llenguatge del cor qui t'ho expliqui.
 

Hay veces que tengo miedo

Hay veces que tengo miedo, que siento dentro mío un temblor, como todos los órganos se paralizan, los sentidos se disparan, cualquier pequeño ruido es escuchado, aquel débil movimiento, visualizado, un aroma evoca momentos del pasado, el cuerpo empieza a sudar y los hombros parecen flanes. La mente es incapaz de procesar tantos acontecimientos, se declara en huelga, Contaré hasta diez, haré respiraciones profundas y pausadas, el cuerpo, mi templo, se transformará en paz. Paz que me acogerá en sus brazos y todo será como antes. Seguiré siendo incapaz de adentrarme en el miedo, habré huido otra vez y me creeré la falacia de que ahora tengo el control. Hasta que ella vuelva. Ella volverá, seguro.
Estoy convencido de que no me quiere ningún mal, tan sólo quiere que me sumerja en el abismo de mis temores, que conozca una parte de mí que también es mía. Ella me acompañará, cogidos de la mano, no me dejará nunca. Pero no estoy convencido: si me da miedo y no marchará nunca, porque lo he de conocer. Y después qué? Si salgo victorioso, qué? Y si el abismo se abate sobre mí como una telaraña de hilos indestructibles y me trae a la más oscura de todas las negruras, a la espera de que la araña, símbolo del miedo, avance convencida de su victoria.
¿La libertad o el abismo? Demasiado fácil. Hay un túnel, al fondo una luz. Aquí hace frío, como que así lo quiero, voy hacia la luz. Me recuerda a interminables noches al borde de una lumbre, con los amigos. Sigo adelantando, ya soy más cerca, aquí hace frío, no me gusta. Me viene a la cabeza aquella tarde de verano en que apareciste, como una musa. En aquella pequeña cala. El mundo se paralizó, tú y yo, nada más. Nada me detendrá, estoy convencido. Padre, Madre dónde estáis ahora? Siempre habéios estado a mi lado. Al fin, ya queda poco, ya siento el calorcillo. Y el olor a libros, aquellas tardes infinitas a la biblioteca, estudiante y aprendiz. Sí, esto es el rumor del mar, el olor a brisa. Este no puede ser el final, las rejas cierran el túnel y allá son todos. Padre, Madre!! ¿Que no me sentís? Mis amigos charlan entre ellos, no sé qué dicen, parecen felices.
Y tú no has cambiado nada, sigues siendo mi musa, vas de un lado al otro, tu cara, toda preocupada, parece más serena, como si hubieses encontrado la paz. ¿Por qué estáis todos de espalda? ¿Por qué estáis mirando aquel agujero negro? Ei, soy aqui !! De qué deben hablar, no los siento, no los puedo escuchar. Ahora te tengo tan cerca, musa mía, que la vida te daría. Amigos, con vosotros quiero hacer mil cosas. Padres, añoro vuestros abrazos. Sé que esta cerca, siento tu angustia, tu lucha. Me gustaría poderlo acompañar, hacerle lado, explicarle que al otro lado del túnel no hay rejas. - Sí, pero esto lotiene que aprender el mismo.

Alguna vez tenia que ser la primera

A esos ufanados lectores.

 

A mis compañeros de Blog

Esto era cuestión de tiempo, una simple cuestión de lenguas. Cuando te expresas en vairas lenguas con fluidez hay momentos que necesitas cierta lengua para expresar alguna cosa, y este a sido el caso.

Estoy seguro que habra gente que dira que esto es nacionalismo, que los catalanes somos unos separatistas. Que esto en lugar de unir separa las personas. Pues muy bien.  No puedo negar que haya gente que piense asi, cada uno libre con sus pensamientos, no seré yo quien los niegue.

Mi intención es la de mostrar las cosas tal y como son.

 En brebe intentare traducir el texto al castellano para que llegue mucho mas lejos, que sea mas amplia la compresion.

Vale decir que algunos de los textos que he editado los he traducido al castellano y a los ojos de quien lo escribio y los que lo han leido en catalan, estamos todos de acuerdo que algo se pierde una pequeña chispa que queda escondida en la traducción.

Sin animo de ofender.                                                                                       

Hi ha vegades que tinc por

Hi ha vegades que tinc por, que sento dins meu una tremolor, com tots els òrgans es paralitzen, els sentits es disparen, qualsevol petit soroll és escoltat, aquell dèbil moviment, visualitzat, una flaira evoca moments del passat, el cos comença a suar i els muscles semblen flams.

     La ment és incapaç de processar tants esdeveniments, es declara en vaga,

   

     Comptaré fins a deu, faré respiracions profundes i pausades, el cos, el meu temple, es transformarà en pau. Pau que m’acollirà en els seus braços i tot serà com abans.

      Seguiré sent incapaç d’endinsar-me en la por, hauré fugit una altra vegada i em creuré la fal.làcia de que ara tinc el control. Fins que ella torni.

      Ella tornarà, segur.

    Estic convençut de que no em vol cap mal, tan sols vol que em submergeixi en l’abisme dels meus temors, que conegui una part de mi que també és meva. Ella m’acompanyarà, agafats de la mà, no em deixarà mai. Però no n’estic convençut: si em fa por i no marxarà mai, perquè ho he de coneixer.

     I després què?    Si en surto victoriós, què?

    I si l’abisme s’abat sobre mi com una teranyina de fils indestructibles i em porta a la més fosca de totes les negrors, a l’espera de que l’aranya, símbol de la por, avanci convençuda de la seva victòria.

     La llibertat o l’abisme? Massa fàcil.

Hi ha un túnel, al fons una llum. Aquí fa fred, com que així ho vull, vaig cap a la llum. Em recorda a interminables nits a la vora d’una llar de foc, amb els amics.

Segueixo avançant, ja sóc més a prop, aquí fa fred, no m’agrada. Em ve al cap aquella tarda d’estiu en que vas aparèixer, com una musa. En aquella petita cala el món es va paralitzar, tu i jo, res més.

Res no em detindrà, estic convençut. Pare, Mare on sóu ara? Sempre m’heu fet costat.

Per fi, ja queda poc, ja en sento l’escalfor. I  l’olor a llibres, aquelles tardes infinites a la biblioteca, estudiant i aprenent.

Sí, això és la remor del mar, l’olor a brisa.

     Aquest no pot ser el final, les reixes tanquen el túnel i allà hi son tots. Pare, Mare!! Que no em sentiu? Els meus amics xerren entre ells, no sé què diuen, semblen feliços.

    I tu no has canviat gens, segueixes sent la meva musa, vas d’un costat a l’altre, la teva cara, tot i preocupada, sembla més serena, com si haguéssis trobat la pau.

    Per què esteu tots d’esquena?

    Per què esteu mirant aquell forat negre?

  Ei, sóc aqui !! De què deuen parlar, no els sento, no els puc escoltar. Ara et tinc tan a prop, musa meva, que la vida et donaria. Amics, amb valtros vull fer mil coses. Pares, enyoro les vostres abraçades.

     Sé que és a prop, sento la teva angoixa, la teva lluita. M’agradaria poder-lo acompanyar, fer-li costat, explicar-li que a l’altre costat del túnel no hi ha reixes.

  - Sí, però això ho ha d’aprendre tot sol

En la Collada

Otra vez aquí.Que gustazo más grande es poderme pasear de nuevo con vosotros.Hoy os propongo un viaje muy especial, algunos de vosotros conocéis un poco mi faceta de caminante, de amante de la paz y de los lugares tranquilos, donde aun se puede encontrar la paz y el sosiego de esta vida acelerada. Hoy quiero hablaros de uno de esos lugares.Fue el año pasado cuando lo encontré, se trata de hecho de un cementerio. Podríamos decir que tengo un toque escabroso, pues si porque no!! Pero alguno de vosotros no ha pensado alguna vez que ese puede ser un lugar muy tranquilo. Por el trabajo he estado unos días haciendo una ruta por la que me era imposible pasar por mi estimado lugar, y solo esperaba la ocasión que pudiera hacerle una visita, al final lo conseguí.Os hablare del silencio. Me gustaría hablaros del cariz del cual esta impregnado el lugar. De la fuerza con la que me estremezco cada vez que paso por allí, tan solo de recordarlo vuelvo a tener esa sensación. Y me gusta, porque no decirlo.Siempre he estado solo, supongo que debe ser por algo que no llego a comprender, ni tampoco me esfuerzo. Eso le da un aire de solitud, de reflexión, hasta el punto que me cuesta encontrar las palabras para transmitirlo.Para llegar al lugar tienes que dejar la ciudad, vamos bien. Con el coche vas dejando pasar los campos, encuentras a gente recogiendo patatas, parte de la economía de muchas familias, sobretodo gitanos. Vas dejando pasar los pueblos, reduciendo la velocidad, pues la policía siempre esta al espera de algún despistado, que siempre lo hay. Llegas al cruce, lo tomas y sigues. Vas siguiendo aun por el valle, pero tienes las montañas cerca, te vas acercando a ellas y cuando piensas que nada te puede sorprender te encuentras un camino que te lleva a unas fuentes de agua sulfurosa que según los aldeanos y estudios científicos van bien para el reumatismo y otras dolencias. Lo tienen todo a punto, unas pozas donde poder hacer uso de los beneficios de la naturaleza, vamos bien. Me gusta el lugar, esta preparado para pasar todo el día, con mesas donde poder comer, su capilla a no se que Dios. Y el verde que nunca nos deja. Me ha sorprendido un cagadero tan bonito que daban ganas de ir de vientre. Seguimos.Llegamos al inicio de la montaña, y subimos, no dejamos de subir hasta encontrar nuestro cementerio. Nos acompañan unas cuantas hayas y una multitud de abetos de proporciones gigantescas, que con sus vestidos apuntan al cielo, como dando gracias por estar allí.Y en el cuello una mano de madera nos vuelve a apuntar el cielo, todo parece indicar que algo especial se esta cociendo. Un portal de madera nos da la bienvenida y nos obliga a seguir subiendo vamos intuyendo unos palos trabajados puestos uno al lado del otro son los que encontramos en el punto mas alto de la collada, cada uno lleva su inscripción escritas todas en húngaro, ininteligible para mi.Y mirando los troncos todos te llevan al mismo lugar, todos apuntan al cielo, indicando el camino donde reside su morada, y me gusta, es como si me estuvieran diciendo que ellos están allí, en un paraíso al lado de las nubes o quizás mas arriba. Y a la vez te dicen que debes estar anclado en el suelo que allí arriba ya llegaras, te mandan vivir aquí.Soplaba el viento y yo seguía grabando, y es hay donde encontré el silencio. No podía, debía tener la obligación de no romper el momento con mi verborrea verbal, quien soy yo para igualarme con el lugar.Imposible pasar dormido, te condiciona a reflexionar de lo vividoy llega el momento de despedirse y lo haces en silencio.

Os animo a visitar El Collado allí encontrareis una vista por el lugar.

Un Abrazo.

Si un dia tengo que perderme

Parecera mentira pero al final puedo dedicar un rato a escribir en el blog.

no es por ganas que no lo he hecho, hace tiempo hize la propuesta de hacer un diario de mi viaje a Romania. Se me hace complicado cumplir con ello.Pues no es un viaje de placer donde disponga de todo mi tiempo, le estoy robando tiempo a poder escribir a mi companyera, espero que me disculpe, si lees esto dime que no te enfadas.

Despues de un largo viaje en furgoneta cruzando Francia, Italia, Eslovenia, Hungria se llega a Romania y hasta el lugar donde trabajo hoy doa dias y media con el gas a fondo comidas de autopista dormir poco y mal. Destrozado llego a los lugares que ya conozco, ayuda mucho saber un poco de la lengua que hablan aqui, lo justo para poner gasolina y pedir de comer. Descanso, no. Me espera el Jefe con un regalito, me manda a unos ciento cincuenta kilometros a buscar un partida de setas que me estan esperando. conozco el lugar donde tengo que ir, o sea que no hay excusas de que si estoy muy cansado, de que si el viaje. La cosa no tendria mas transcendencia su no tubieramos una media de velocidad por estos lugares de sesenta kilometros a la hora, una ruina. Me espera un buena paliza que cumplo con la alegria que conlleba el reconocer las carreteras y la gente con la que tienes que tratar, seguro me reciben con los brazos abiertos y pensando - ya vuelve a estar aqui el espanolito ese. Estoy de vuelta a una hora infernal y por la manana no tienen piedad de mi. Y luego hay gente que piensa que vengo aqui de vacaciones.

Lo defini hace tiempo como el pais de los contrastes, seguro que existen mas paises con contrastes pero esto lo he vivido, lo he palpado en sus gentes, en su forma de ver el mundo, me tiene hipnotizado.

Cuando se sale de un regimen tan estricto como el que han vivido esta gente las cosas no son faciles. He hablado con gente que recuerda la primera vez que bebio un Coca-cola. La gente mayor no conprende los cambios que esta realizando el pais. Hay una cultura de esperar que el estado te de lo que hace falta y el de no esforzarse mas de la cuenta. Y no creo que con poco son felices pero si con eso tienen suficiente no quieren trabajar mas. Pero tranquilos que aqui esta la Madre comunidad para inculcarles la mentalidad del progreso. Pero esta es un piedra dificil.

Os quiero hablar del verde, de lo verde que es todo en esta tierra, como os imagianais llueve mucho, el cambio climatico tambien afecta por aqui y cada vez es mas dificil hacer un pronostico acertado. Hay un lugar, que no dire el nombre, donde recuerdo con agrado tener que parar la furgoneta y salir a contemplar el paisaje, era tan abrumador!! Lo explico. Me dirigia al pueblo, deje la carretera y me esperaban un quinze kilometros que tarde cuarenta y cinco minutos, subi un pequeno puerto y al llegar al cuello mi vista era impresionante. Delante de mi un valle fertil en forma de herradura, sus lomas cubiertas de abetos, mezcladas con prados verdes y segados, se podian ver varios grupos de gentes recogiendo la hierba seca. Por debajo de los bosques se expendia un patiz de campos que llegaban hasta el pueblo donde sobresalia el campanario de la iglesia, y sus casas de planta baja se confundian con los arboles que tienen en sus jardines.

Parecia todo tan perfecto, la riera surcando por en medio del pueblo, sus calles sin asfaltar, no habia ruido, el ambiente era de calma total y se respiraba una bella tranquilidad. Pense, o el tiempo se a detenido o lo han puesto todo asi para que venga un pintor y lo plasme todo en su lienzo. Que belleza.

Si un dia tengo que perderme, por favor que sea aqui!!!!

Doy las gracias a poder haber vivido este pais en pleno cambio, se que volvere de aqui unos anos y podre valorar mas en que se ha transformado.

Suerte que lejos de casa ma quedais vosotros para hacerme compania. Este post llega tarde, espero poder escribir otro en breve.

Un Abrazo y hasta pronto.

Si alguien tiene alguna preguta concreta, hacerla. si mis conocimientos llegan a responderla lo hare.

 

A PALOMA

A PALOMA

 Hoy es un día triste.

Esta pretende ser una historia de desamor, porque así lo ha querido la vida.Hace tiempo que te debo este texto, lo se.

  Pero había demasiado rencor como para soltarlo, para vomitarlo así sin mas, sin haberle dado ese tiempo que se necesita para que las aguas no sean bravas, para que no hieran mas que el daño que ya nos hemos hecho.

 Lo que cuento si es una historia de dos,

Solo es mitad mentira, mitad verdad.

Incluso para explicar nuestro desamor te necesito.

 No recuerdo si te lo dije nunca, pero hiciste algo muy importante en mi vida, me llevaste de la mano por rincones que yo desconocía, peque de novato y lo seguiré haciendo. No supe dejarme llevar, confiar de tu mano y seguir tu paso.Y estaba escrito que teníamos que acabar así, no cojí tu ritmo, me daba demasiado miedo cambiar y no coji tu ritmo.

 Es el momento de agradecerte el tiempo que me dedicaste, de las risas que nos hicimos, y agradecer también que no hubiera llantos, nos quisimos. Demasiada distancia. Demasiada libertad que no quisimos perder. Demasiado tú y demasiado yo, no fuimos otra cosa.

Me quedare con mi curiosidad y mi ritmo, a lo lejos seguiré mirando el refugio donde habitas. Me quedare con mis miedos y seguiré mirando tus fantasmas. 

Ambos sabemos que no tenemos que pedir perdón, ya no es tiempo para eso. 

Esta es mi respuesta. 

Que no pretende ser amarga, pero si llenar un poco el espacio que ya no tendré contigo. Aunque se que nada de lo que escriba subsanara el dolor que te haya causado, ni el hecho de que no haya cumplido las expectativas que te hiciste conmigo. De eso me salve, conocerte poco a poco me daba tiempo para pensar en lo que quería de ti  y pensé que cada día a tu lado ya era un regalo, así fue y no arrepentimiento, solo queda la alegría y las palabras que no pude decirte cuando te fuiste 

Desde el lugar que ocuparas siempre en mi corazón.

  Un humilde servidor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mañana empieza.

No, no respondiste a mis mensajes, quería verte una última vez. No creo que pidiera tanto. 

Te echo de menos.

Quería verte antes de irme, ya sabes, me voy lejos, nunca sé por cuanto tiempo, el trabajo es así. Hoy aquí, mañana en otro sitio, siempre a golpe de mobil, en incesante movimiento.

Quería verte antes de irme, recordar tu cara llena de risas, saber que tu chispa me acompañará en mi viaje. Sí, ya sé que hemos estado un finde juntos pero nunca tengo suficiente.

Y, aunque tuviera un instante más, siempre habría un último momento en que dejaría de verte.

Alguien ha sentido un cosquilleo antes de hacer algo??? Es como me siento ahora mismo, lo que voy a hacer no es ninguna novedad en sí mismo, ya sé el camino, lo he hecho muchas veces, mañana será otra. Y me muero de ganas de hacerlo, seran quilómetros y quilómetros, de sol a sol, como nuestros antiguos abuelos.

Saldré del país, entraré en otro y saldré de él otra vez, entraré en otro y por suerte se esconderá el sol, tu recuerdo me acompaña.

Y al día siguiente, más quilometros.

Me voy a dormir, tocan diana temprano.

En mi ruta,prometo volver a escribir cuando encuentre algun lugar para enchufarme a la red.

Hoy los sueños me llevan al lugar donde te echaré de menos.

 

Boculo

Me perdonaran mis amigos al escribir en este rincón una conversación que tuvimos hace tiempo.

Nos inventamos un término nuevo, es “boculo”. Me explico, fantaseábamos sobre la posibilidad de que existiera un animal que dispusiera de dos elementos principales, la boca para la ingesta de alimentos y de culo para el desecho. Debería tener, también,   un propósito; hacer carne, cuanta más mejor. Y su vida lógicamente será corta.Aunque contamos entre nosotros a gente con grandes cualidades de artes plásticas ninguno se atrevió a hacer ningún dibujo que plasmara esta idea, dejamos rienda suelta a la imaginación.

   Ya imaginábamos a aquellas “ratas” de laboratorio, con grandes contratos con varias cadenas alimenticias. Poniéndose a crear a estos dulces animalitos. Si, les daremos una proporción correcta de carnes y grasas, de gusto y aroma, incluso llegaremos a hacer carne para vegetarianos.

   Y lo crearon, con sus diferentes gustos, texturas, para los canalones, para los guisos, para los pinchos morunos. Simplemente eran perfectos.

  Se introdujeron en todos los segmentos de nuestra vida cotidiana, existen algunas cadenas alimentarías que subministran esta carne diariamente en sus menús, lógicamente escondiendo la procedencia y calidad del animal. 

Los beneficios crecieron exponencialmente y sus creadores hacían fábricas por doquier.  Estaban convencidos de que no se descubriría el engaño y tenían mucha razón, incluso ahora nos preguntamos si aquello con lo que un día fantaseábamos no fuese hoy verdad.

 Tengo que confesar que muchas veces me he encontrado verificándo los aspectos técnicos de la carne que me sirven en algún restaurante, e incluso de la que compro para mi casa. Me digo a mi mismo que es una estupidez, que algo así no es posible.Pero sin duda la realidad supera, muchas veces, con creces a la imaginación.Desde entonces nos miramos de otra forma las chuletas que solemos comer, y cuando nos reunimos alguien suele hacer el comentario sobre el acompañamiento de los macarrones, y seguimos fantaseando si la parte sustancial del guiso vendrá de una parte remota de centro África o de un lugar perdido de la patagonia argentina.

 Nos quedamos mirando.

 Buen provecho!!

Nubes de Azúcar

Nubes de Azúcar

   Utopía tuvo un parto difícil.

Vino al mundo para enseñarnos la alegría de vivir. Así lo hizo.

    Escuche por primera vez sus llantos al volver a casa. Una noche en que el cielo se había dignado a sofocar este calor primaveral.Recordare la calle, un pavimento irregular y unas aceras redondas de tanto uso. Todo era silencio, oscuridad, solo en un piso una luz y unos llantos. Me detuve, los oí y sentí la alegría de un niño, como quien vuelve a nacer.

    Años más tarde la conocí. Era hermosa, por Dios que lo era. Su cuerpo exuberante, unos pechos erectos, una cintura que desafiaba todas las leyes de lo humano, una melena ondulante que cubría su espalda de forma insinuante, caían por delante y por detrás formando un bello alo, una bella arma de seducción. Sin duda lo que más me impresiono fueron sus ojos, de azul tan claro que parecían transparentes.

 Al cabo de los años comprendí que esa era su única protección de un mundo en el que nunca quiso existir.

  Tendría por aquel entonces unos veinte años, en la flor de la vida, dirían algunos aunque ella nunca se sintió viva.

    Estaba en la barra de untar tomando una copa cuando se acercó y me pidió que la invitara. Le tuve que hacer una seña al camarero para indicarle que pagaba yo.

   Me pidió que por favor la llevara lejos de allí, que fuéramos a echar un polvo en cualquier lugar, que no le importaba. Da igual, me dijo, todos quieren lo mismo, lo único.

   La verdad no me desagrado la idea. Subimos al coche y nos pusimos en marcha, deambulando por la ciudad, sin rumbo. Entonces fue cuando decidí ir a cenar y luego al parque de atracciones, fue por el miedo de hacer el ridículo en la cama. No me arrepiento lo mas mínimo.

   Nos pasamos la noche subiendo a las atracciones y comiendo nubes de azúcar, entre muchas risas. Hoy todavía recuerdo su cara, sus gestos. Eran como el de una niña descubriendo el mundo por primera vez.

  Llegamos a casa y serví unas copas. Estábamos tan cansados que nos dormimos en el sofá, con las copas por acabar.

 “Gracias por todo, hoy he sido feliz, no pienses mas en mi”  decía la nota que encontré junto las copas vacías. Como quieres que no piense en ti me repetía cada noche y me torturaba cada día.

  Me mataba un poco mas cada noche entre luces de colores y copas de whisky, buscándola por todos los antros de la ciudad. Cada mañana me iba a dormir borracho y solo. Así pasaban los meses.

  Olvide de cuidarme, cada día me parecía mas a un transeúnte, en mi cabeza solo tenia una fijación, ella.  La gente hablaba mal de mi y los que no lo hablaban me echaban a golpes de los bares.    

     Un día la encontré, mejor dicho ella dio conmigo, estaba tan borracho que no la conocí, solo se que me pareció ver un ángel con una mirada tan clara, tan dulce. Me llevo a mi casa y se quedo en ella recogiendo toda la porquería, barriendo y rompiendo las botellas que tenia.

  No se de donde la sacó pero me trajo una nube de azúcar y la puso en un jarrón encima de la mesa.

   Me desperté y no daba crédito a lo que veía, busqué desesperadamente un poco de whisky para verlo todo mas claro.

   Se sentó delante de mí y se puso a hablar.

-       Mi padre me explico que madre murió al nacer yo, que decidieron ponerme Utopía por lo que para ellos significaba, un sueño hecho realidad. Él murió en un atraco por darme de comer. Yo tendría unos seis años.Desde entonces viví de orfanatos y en la calle, ganándome la vida haciendo de puta. Siempre cumpliendo los sueños de gente sin alma, me proponían castillos y acababa comiendo de los cubos de basura. Recurrían a mí durante un tiempo y luego me desechaban.Ahora conoces mi vida, si piensas que la tuya es una mierda, dímelo.

Has estado mucho tiempo buscándome, ahora estoy aquí, ¿Qué piensas hacer ahora?  Le di el dinero que tenia y le pedí que fuera a comprar algo de desayunar. Lo vomité todo, joder si tenia razón, tenía mucha mierda dentro. Ella fue muy paciente.

  Durante todo el invierno estuvo cuidándome, empecé otra vez a montar todas las piezas desencajadas, a su lado.

  Me trató como un rey. Me devolvió las ganas de vivir.

  En esos días conocí la felicidad, era un sueño hecho realidad. Todo gracias a ella. Una noche me pidió que nos vistiéramos de gala, fuimos a cenar y luego al mismo parque de atracciones, nos engullimos una nube de azúcar y regresamos a casa. No me lo creía pero ella seguía disfrutando como si nunca hubiese estado en unas atracciones. Me pidió que hiciéramos el amor. Por Dios aquella noche toque el cielo, la promesa del paraíso prometido. 

 Y se fue.

A la mañana siguiente, una nota.

 “No puedo ser de nadie, yo también tengo mis sueños. No me busques.”

 Como me podía haber pasado lo mismo dos veces, que pasa es que soy imbécil!Si me preguntas si ahora soy feliz te diré que si, mi mujer conoce la existencia de Utopía y sabe que nunca la amare como la quise a ella y lo acepta.

 Y usted me pregunta sise donde esta ella, que la esta buscando.Ella nunca se fue de mi lado, ahora vive en mí.  

   Solo puedo decirle una cosa. Que si se empeña será ella quien le encontrara pero estate preparado para reír y llorar.

Porque ella te dará las mas inmensas alegrías y te romperá el corazón.

Y si la encuentra dile que no la he podido olvidar y que ahora se donde encontrarla.

Recuerdo, recuerdo tus brazos

Recuerdo, recuerdo tus brazos

Recuerdo, recuerdo tus brazos alrededor de mi cuerpo.

 Tus labios besando los míos, los días que no tenían fin, en los que el espacio en que no estábamos juntos era igual de intenso que cuando te tenia delante. Recuerdo cuando tu presencia saciaba,  con creces, todas mis necesidades y una mirada significaba que todos los nervios se pusieran a dar saltos, descontrolados, desbordados. Nadie como tu tenia la habilidad de remover las entrañas hasta hacerme estremecer. Y el camino contigo siempre era llano, de tu mano los recorrimos todos.

   Las locuras, los sueños, nuestras ilusiones, nuestras vanidades, el encanto de un tiempo mágico puesto al servicio de un destino común.

   Las promesas que un día nos hicimos y hoy cumplimos

.   Hace tanto tiempo que duelen los recuerdos, mas nada de eso se perdió, es nuestro para siempre.

   Ahora las locuras ya no son tan locas como antes. Y los sueños no son los mismos. Las ilusiones y las vanidades las transformamos a nuestra medida.Somos mas viejos, más prudentes, si cabe, más patéticos, nos convertimos en aquello que un día detestamos.

   A veces creo que no podré volver a sentir todas aquellas sensaciones que un día vivimos juntos. Otra vez libre del conocimiento y la sabiduría que los años han dado a un ser sediento de nuevas experiencias.

  Mas si fuera a tu lado, mas si tu quisieras caminar nuevamente cogidos de la mano.

 Contigo un nuevo despertar, una nueva chispa encendería nuevos fuegos que quemar, iluminaríamos los caminos.

   Seremos el viento que se ve en el movimiento de los árboles, haremos danzar hojas y ramas. Inflaremos el mar por las noches, cubriremos la playa de conchas donde escuchar el mar. Daremos luz y calor a una tierra necesitada de las flores mas bonitas que adornaran nuestro jardín. Seremos la explosión en el volcán de nuestra vida, cubriendo todo de polvo. De donde venimos, a donde vamos.

   Podremos mirar el pasado sin vergüenza de todos nuestros actos, podremos mirar el futuro con la esperanza renovada. Sabiendo que aquellos que realmente cuenta es tu mirada, son tus manos secando de lágrimas estos ojos llenos de alegría.

Siento morir mi propia vida

  Siento morir mi propia vida, muy lentamente, así de agonizante.El propio hecho de escribir estas líneas es parte de vuestra muerte y el fin de mi vida. Os quiero prevenir del daño que estoy sufriendo y al mismo tiempo os mato.  

   Aquel día me desperté empapado en sudor, un sudor frío casi helado, no me explicaba el comportamiento de mi cuerpo, intente recordar el sueño que había tenido aquella noche, tan solo recordaba aquella frase que hoy todavía me tormenta: “Eres de nuestro mundo, eres de los nuestros.”Paso largo tiempo sin que reparara en la importancia del mensaje que había recibido, sin saberlo perdí un tiempo precioso.       

   Poco a poco conocí a aquellos personajes que procedían de algún tiempo que ya se perdió en la memoria de nuestros antepasados. Recuerdo su voz, era calida y suave, su mensaje sencillo y entendedor.  Su éxito radicaba en la posibilidad, que nos ofrecen, de crear un mundo mejor

.    ¿Quién de vosotros no lo ha pensado alguna vez?  

 Desde el momento en que naces ya eres victima de su poder, aprenderás a comunicarte en su lenguaje, sin darte cuenta serás parte del premio que reciben las gentes que como yo hemos sido elegidos, la recompensa por vivir otra vida. La vida que ellos escogen para sus propósitos. Te darán el arte para imaginar nuevos mundos, historias fantásticas, relatos en los que nuca seremos los protagonistas, amores prohibidos, en los tiempos y lugares mas increíbles. Tendrás el poder de jugar con las mentes de las personas, en ello hallarás tu diversión que al final será tu obligación para gozo y disfrute de esos seres malévolos, que se ríen a escondidas

.   Se vive un vida sin prisas, rica en sensaciones, extraordinariamente amable, crece una paz interior digna de cualquier relato, sentirás el poder corriendo por tus venas, galopando, como si fuera la mas potente de las drogas, delante de un papel y con un lápiz en las manos sentirás el éxtasis en tu propio cuerpo, tu único deseo, escribir. Llenarás hojas y hojas en un incansable alarde de ingenio, sin pausa todas la partes irán cumpliendo su cometido, quizás vosotros recojáis ese pequeño escrito y en un simple gesto leáis las palabras labradas por mi mano, el circulo estará cerrado. Por unos instantes habréis sido parte de mi vida, habréis vivido mis fantasías, entrado en un mundo que yo he creado, habréis dejado de ser vosotros mismo para ser parte de mi.   

Pero lloro, lloro lagrimas de tinta sobre un papel en blanco, lloro por no tener valor de dejar todos los papeles en blanco.

A día de hoy

A día de hoy ( y esto es verdad)

Rosa

Desde el  rincones de los imposibles unas palabras son recogidas por una mente atormentada por ideas enlatadas, que simplemente esperan la mágica mano que les de vida y transformen la lluvia en arroyo i sol, así poder ir a bañarse  y remojar las viejas ideas y cambiarlas por bellas.

Y desde este rincón de los imposibles me transporto un paso atrás, me situare en la plaza de los deseos, si, allá muy cerca de la calle de las ilusiones, donde habitan los corazones alegres, vivos de energía.

Miro los árboles y como caen sus hojas felices de haber completado su función y conocedoras que es necesario caer para dejar paso a los nuevos brotes que nueva vida traerán.

Caminando hacia uno de los bancos para sentarme tranquilamente y pensar en mis deseos, una placa en uno de los muros me detiene y no tengo otro remedio que acostarme y leer unas palabras que abren una puerta de mi mente que nunca dejara de guiar mis pasos hacia un camino ricamente incierto. Y aquel relieve dorado sobre un fondo negro me habla, con voz serena diciéndome: “borra todo aquello innecesario, pues es un lastre demasiado pesado. Tus deseos no se merecen esto”

Caminando hacia el banco lo único que deseaba era tener buenos deseos.

Allí sentado, mirando las nubes me desbordo una idea que sin mas me puse a trabajarla. No podía, era imposible cumplir mi único deseo de una forma totalmente impecable  sin haber dado una vuelta por aquel  pueblo fantástico y recorrer sus calles ni visitado todas sus plazas, ni olvidarme de su paseo y sentir dentro de mi todo lo que me forma, todo lo que soy.

Y recorriendo la calle de la tristeza, amiga melancolía, encontré que también formaba parte de mi, pero sus paredes eran bonitas, como el estallido de flores en primavera. Continuando apareció el pasaje de la soledad, era tan estrecho que, como no, se tenia que hacer solo.

Unos olores, llenos de colores que dibujaban paisajes de otras tierras y también de estas me llevaron a la avenida de la amistad, nunca tan llena como alguna vez nos hubiera gustado, ni tan vacía como para ser deprimente. Simplemente en su punto justo, tal y como me gusta a mi, llena de sinceridad, en la medida justa de confianza. Por todo aquello en lo que creo, que de verdad, me hubiese quedado toda la vida en este lugar. Sin embargo sabía que no podía.

Un callejón con muy poca luz me llamó la atención, era el de la esperanza, a la entrada había un cartel donde se advertía  que quien espera desespera, pero siempre continua vivo. Entendí el mensaje y con aquella tenue luz con aquella vida que parecía adormecida hay  suficiente para cruzar al otro lado sin necesidad de que alguien  me hiciera mas luz o me indicara el camino lleno de artimañas de algún miedo que solo existe en mi.

Estaba muy contento por todo aquel trayecto y decidí volver al principio. Y  como un laberinto maldecido no pude encontrar el rincón de los imposibles. Todas las pistas me llevaban al templo de la verdad, aquella que es tan real como el espejo que me reflejaba.

 Una única proclama, escrita en todos los idiomas.“desea lo que quieras, pero piénsalos bien, pues serán cumplidos”

El corazón se hizo pequeño, el espíritu grande y la piel de gallina.


 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Luna, quizás.

 Bienvenida al mundo imaginario, donde se recrean las mil y una fantasías. Donde la verdad no es falsa, y las mentiras son perdonadas justo antes de ser dichas. A un mundo donde tu eres real, donde todo es posible. Donde el paso del tiempo es dulce como una de tus caricias.Donde el dolor no es más que un abrir y cerrar de ojos, deseando que aún estés al abrirlos de nuevo. Donde la alegría es un esbozo  hecho realidad, que cada instante es una vida por ella misma. Son unas risas sin motivos, un guiño de ojos que traspasa todas las fronteras. Donde tú y yo nos cogemos de la mano y nos miramos a los ojos. En un acto de inocencia infantil, simple  y pura. Y descubro que este mundo está hecho para ti y para mí. Este será nuestro pequeño secreto, me hace tanta ilusión tener un secreto común. Pero nada será igual, el mundo se destruirá si uno de  los dos se ausenta, cuando el recuerdo sea un borroso pasaje del pasado, cuando la llama de la pasión  se desvanezca como el humo que se eleva hacia el cielo. Cuando ya no nos queden lágrimas con las que llorar, cuando ya no nos queden lagrimas de risas. ¿Con qué regaremos los huertos de nuestro mundo imaginario? ¿Con qué regaremos las orquídeas de nuestro jardín?  La niebla empañará los pasajes de la vida. Ya nunca más haremos memoria de las noches, de luna llena, desnudos haciendo una zambullida en el arroyo. Aun así no deja de ser imaginario, pero de soñar sabemos un rato largo. ¿No crees?  Y en mi fantasía.   Te Quiero. 

Solo quedará el silencio

Te hablo desde los sueños, desde el rincón amable de los recuerdos. En la parcela que ocupas de la memoria. Y no en vano habitas todos estos lugares yermos sin tu presencia.
Baldios serían todos los intentos de llenar tu presencia por cualquier vanidad.
Llenas en un instante el cantaro de agua que apaga mi sed. Para luego marchar.
Y en esta visita fugaz, tan plena como todas las primaveras de la tierra, me dejaste. Me dejaste las ganas de imaginarte, de poder besarte, de abrazarte, de saber a que huelen las mañanas entre tus brazos y perderme a tu lado sin querer ser rescatado.
Me duelen las palabras que no pude decirte, sólo fué un instante, ¿recuerdas?. Me golpean la cabeza y se repiten innecesariamente, mas no quiero detenerlas, pues me dicen que existes, que eres real y que mi corazón sigue vivo.
Y la próxima vez, ¡¡ay la proxima vez!!. Mudo me quedaré de palabras, sólo quedará el silencio. Compañero infatigable de todas estas locuras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres