Blogia
UN PEZ ENREDADO

En la Collada

Otra vez aquí.Que gustazo más grande es poderme pasear de nuevo con vosotros.Hoy os propongo un viaje muy especial, algunos de vosotros conocéis un poco mi faceta de caminante, de amante de la paz y de los lugares tranquilos, donde aun se puede encontrar la paz y el sosiego de esta vida acelerada. Hoy quiero hablaros de uno de esos lugares.Fue el año pasado cuando lo encontré, se trata de hecho de un cementerio. Podríamos decir que tengo un toque escabroso, pues si porque no!! Pero alguno de vosotros no ha pensado alguna vez que ese puede ser un lugar muy tranquilo. Por el trabajo he estado unos días haciendo una ruta por la que me era imposible pasar por mi estimado lugar, y solo esperaba la ocasión que pudiera hacerle una visita, al final lo conseguí.Os hablare del silencio. Me gustaría hablaros del cariz del cual esta impregnado el lugar. De la fuerza con la que me estremezco cada vez que paso por allí, tan solo de recordarlo vuelvo a tener esa sensación. Y me gusta, porque no decirlo.Siempre he estado solo, supongo que debe ser por algo que no llego a comprender, ni tampoco me esfuerzo. Eso le da un aire de solitud, de reflexión, hasta el punto que me cuesta encontrar las palabras para transmitirlo.Para llegar al lugar tienes que dejar la ciudad, vamos bien. Con el coche vas dejando pasar los campos, encuentras a gente recogiendo patatas, parte de la economía de muchas familias, sobretodo gitanos. Vas dejando pasar los pueblos, reduciendo la velocidad, pues la policía siempre esta al espera de algún despistado, que siempre lo hay. Llegas al cruce, lo tomas y sigues. Vas siguiendo aun por el valle, pero tienes las montañas cerca, te vas acercando a ellas y cuando piensas que nada te puede sorprender te encuentras un camino que te lleva a unas fuentes de agua sulfurosa que según los aldeanos y estudios científicos van bien para el reumatismo y otras dolencias. Lo tienen todo a punto, unas pozas donde poder hacer uso de los beneficios de la naturaleza, vamos bien. Me gusta el lugar, esta preparado para pasar todo el día, con mesas donde poder comer, su capilla a no se que Dios. Y el verde que nunca nos deja. Me ha sorprendido un cagadero tan bonito que daban ganas de ir de vientre. Seguimos.Llegamos al inicio de la montaña, y subimos, no dejamos de subir hasta encontrar nuestro cementerio. Nos acompañan unas cuantas hayas y una multitud de abetos de proporciones gigantescas, que con sus vestidos apuntan al cielo, como dando gracias por estar allí.Y en el cuello una mano de madera nos vuelve a apuntar el cielo, todo parece indicar que algo especial se esta cociendo. Un portal de madera nos da la bienvenida y nos obliga a seguir subiendo vamos intuyendo unos palos trabajados puestos uno al lado del otro son los que encontramos en el punto mas alto de la collada, cada uno lleva su inscripción escritas todas en húngaro, ininteligible para mi.Y mirando los troncos todos te llevan al mismo lugar, todos apuntan al cielo, indicando el camino donde reside su morada, y me gusta, es como si me estuvieran diciendo que ellos están allí, en un paraíso al lado de las nubes o quizás mas arriba. Y a la vez te dicen que debes estar anclado en el suelo que allí arriba ya llegaras, te mandan vivir aquí.Soplaba el viento y yo seguía grabando, y es hay donde encontré el silencio. No podía, debía tener la obligación de no romper el momento con mi verborrea verbal, quien soy yo para igualarme con el lugar.Imposible pasar dormido, te condiciona a reflexionar de lo vividoy llega el momento de despedirse y lo haces en silencio.

Os animo a visitar El Collado allí encontrareis una vista por el lugar.

Un Abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Kiko -

Hola Chari
Gracias por mostrar la pagina a un amigo tuyo, poco a poco seguro que seremos mas. Si se ha sentido feliz al ver la paz y la tranquilidad de las imagenes es porque el en si tambien es paz y tranquilidad. Yo solo soy el mensajero.
Dile que no estoy solo, que aqui en Romania somos cada dia mas Españoles trabajando y nos vamos conociendo. Lejos de casa siempre es agradable sentir un idioma amigo. De la misma manera que hablar con vosotros por este blog.
Un Beso, nos vemos en la red.

chari -

Es cierto kiko,es el lugar mas seguro y trankilo que uno puede hallar para encontrarse asi mismo.Hoy invite a cenar a mi amigo cosmin para enseñarle tu video y lo has echo muy feliz al encontrarse con esa paz que nos trajo el sonido del viento,pero no sabia que tambien habian españoles que fueran a su pais a trabajar y se sintio orgulloso y muy agradecido de tus palabras,un saludo departe de los dos y no dejes de hacernos yegar esas maravillosas visiones tuyas por los prados de Rumania,un beso..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres