Blogia
UN PEZ ENREDADO

Siento morir mi propia vida

  Siento morir mi propia vida, muy lentamente, así de agonizante.El propio hecho de escribir estas líneas es parte de vuestra muerte y el fin de mi vida. Os quiero prevenir del daño que estoy sufriendo y al mismo tiempo os mato.  

   Aquel día me desperté empapado en sudor, un sudor frío casi helado, no me explicaba el comportamiento de mi cuerpo, intente recordar el sueño que había tenido aquella noche, tan solo recordaba aquella frase que hoy todavía me tormenta: “Eres de nuestro mundo, eres de los nuestros.”Paso largo tiempo sin que reparara en la importancia del mensaje que había recibido, sin saberlo perdí un tiempo precioso.       

   Poco a poco conocí a aquellos personajes que procedían de algún tiempo que ya se perdió en la memoria de nuestros antepasados. Recuerdo su voz, era calida y suave, su mensaje sencillo y entendedor.  Su éxito radicaba en la posibilidad, que nos ofrecen, de crear un mundo mejor

.    ¿Quién de vosotros no lo ha pensado alguna vez?  

 Desde el momento en que naces ya eres victima de su poder, aprenderás a comunicarte en su lenguaje, sin darte cuenta serás parte del premio que reciben las gentes que como yo hemos sido elegidos, la recompensa por vivir otra vida. La vida que ellos escogen para sus propósitos. Te darán el arte para imaginar nuevos mundos, historias fantásticas, relatos en los que nuca seremos los protagonistas, amores prohibidos, en los tiempos y lugares mas increíbles. Tendrás el poder de jugar con las mentes de las personas, en ello hallarás tu diversión que al final será tu obligación para gozo y disfrute de esos seres malévolos, que se ríen a escondidas

.   Se vive un vida sin prisas, rica en sensaciones, extraordinariamente amable, crece una paz interior digna de cualquier relato, sentirás el poder corriendo por tus venas, galopando, como si fuera la mas potente de las drogas, delante de un papel y con un lápiz en las manos sentirás el éxtasis en tu propio cuerpo, tu único deseo, escribir. Llenarás hojas y hojas en un incansable alarde de ingenio, sin pausa todas la partes irán cumpliendo su cometido, quizás vosotros recojáis ese pequeño escrito y en un simple gesto leáis las palabras labradas por mi mano, el circulo estará cerrado. Por unos instantes habréis sido parte de mi vida, habréis vivido mis fantasías, entrado en un mundo que yo he creado, habréis dejado de ser vosotros mismo para ser parte de mi.   

Pero lloro, lloro lagrimas de tinta sobre un papel en blanco, lloro por no tener valor de dejar todos los papeles en blanco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres