Blogia
UN PEZ ENREDADO

Los Puntos Cardinales


Con el consentimiento que da la tranquilidad de saber que todo error será perdonado, con la vehemencia que todos tenemos al interpretar lo que sentimos, pues es singular y propio.


Empiezo aquí, en un lugar donde el principio ya está muy lejos. Sin saber si tú me lo has pedido o simplemente son las ganas que tengo de hacerlo.

Eres como el infinito, a todos los lugares dónde he llegado, tú ya estabas, antes incluso de conocerte no he hecho nada más que aprender para estar a tu lado.
Y la vida sin ti simplemente hubiera sido diferente, pero ahora que te tengo cerca de mi, ahora que te has hecho presente,se me hace muy difícil imaginar otra vida que la que tengo ahora.
Y se me hace muy extraño decirte que te quiero, cuando todavía desconozco el alcance de esta palabra. Y porque no sé si lo que realmente quiero son todo el cúmulo de sensaciones que recorren mi cuerpo, mi espíritu, cuando estas aquí, conmigo.
Aun cuando nuestras mentes tienen ritmos diferentes, vamos a velocidades que nada tienen que ver una con la otra. Que a menudo nuestras necesidades divergen y que, visto por unos ojos ajenos a los nuestros, pueden parecer caóticas y extrañas. Para ti y para mí es simple, o no tan simple, pero hemos sabido sumar y que uno y uno nunca suman dos, sino que suman complicidad, que sumando alegrías se vive mejor, que compartiendo los miedos aprendemos a vivir juntos y a andar juntos siempre hacia un destino desconocido, con la misma esperanza, con la misma ilusión, con la misma inocencia que un día nos vio crecer.

He sabido leer, interpretar, comprender tus pasos, tus gestos, tu mirada. Y tú, como nadie, has entendido de qué hablan mis manos, lo que te dicen mis ojos. Hemos sabido traducir, nos hemos esforzado a buscar las palabras necesarias para expresar lo que pensamos, lo que sentimos.

Te podría decir que mi vida sin ti no valdría nada. Sería cierto y, a la vez, incompleto, porque contigo ha tomado otro matiz y no me ha costado ningún esfuerzo sacar lo mejor de mí, porque contigo todo es fácil. Me haces disfrutar del camino y en cada rincón encuentro agradecimiento. Una fuente fresca donde refrescarme.
Y no sé como lo haces, pero poco a poco has hecho que cada día sea fiesta mayor, y al final tendré razón cuando digo que no tienes pérdida.
Eres el regalo que recibí una noche Mágica, entre llamas y centellas, risas y caballitos de mar. Me gusta verte feliz, me gusta crecer a tu lado.

Eres como la eternidad, desde que respiro sabía que te encontraría. Eres mi pasado, has dejado la marca de quien es imposible olvidar. Eres mi presente, la mano tendida llena de comprensión, llena de todo. Eres el futuro finito, un aliento de esperanza que cada día respira ilusión.

Nunca podré darte los besos, los abrazos que la distancia nos ha negado. Tampoco te podré compensar los ratos que te hubiera gustado tenerme a tu lado.

Y si amar no debe ser compromiso de un día, debe ser que amo. Si amar es tener unas ganas locas de compartir la vida contigo, debe ser que amo. Si saber escuchar y aprender a comunicarse desde la humildad es parte de amarse, debe ser que amo. Si amar es saber que no hay fuertes ni débiles sino habilidades que debemos trabajar. Si amar debe ser más que una palabra bonita, que siempre queda bien decir, si debe comportar ser mejores personas, ser mejor pareja, sin olvidar la raíz individual de la que estamos formados, de la esencia primera de la cual nos sentimos atraídos. Debe ser que todavía diviso la esperanza de comprender qué quiere decir amar.

Y si todavía tienes ganas de compartirlo conmigo, tan sólo me queda decir que soy un privilegiado, que la vida me ha llenado de fortuna.
Como la estrella que guía nuestros pasos. Como la cruz que nos indica nuestro camino. Como el levante y el poniente que nos marcan el ritmo de cada día. Eres como los puntos cardinales.

Ya sabes que no soy perfecto y que las palabras son limitadas, y si con todo esto no tienes suficiente, deja que sean mis manos, mis ojos quienes te hablen, deja que sea un beso. Deja que sea el lenguaje del corazón quien te lo explique.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

pepi-t-a- -

ME ENTERNECE TANTO SENTIMIENTO SINCERO, ERES GENIAL.

lucas -

Poder disfrutar de tus escritos en castellano es increible, y he de reconocer, que aunque no entiendo casi nada de catalan, la sonoridad de las palabras tambien le da un encanto especial. Ojala supiera todos los idiomas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres