Blogia
UN PEZ ENREDADO

El amor trajo el odio

Quisiera desgarrar tu carne, sin tocar tu piel, quisiera entrar en tu mente, sin tan siquiera rozar un cabello de tu cabeza. Quisiera entrar en tí y saber como eres, no como te veo, sino como piensas, como respiras, como late tu corazón, saber porque tu piel se extremece cuando mis dedos se deslizan sobre ella, saber porque a veces odio tanto el aire que respiras, porque dependes de él, te hace su esclava y entra en ti constantemente. Por odiar, hasta odio la ropa que te toca, que acaricia todo tu cuerpo, que siente tu calor, tu olor. De tanto amarte, estoy enfermando de odio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Kiko -

No es posible amar sin pasar antes por el odio.
O algo asi lei alguna vez.
Cuando se odia hay que observar lo que se odia.
Cuando se ama hay que mirar que es lo que se ama.
Porque quizas el odio no sea puro, porque quizas el amor no sea puro.
Y si nos conformamos a vivir un amor que no sea comleto, almenos quiero saberlo. Si no tengo que odiar con todas las fuerzas tampoco tengo ganas de hacerlo.

Un abrazo Lucas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres