Blogia
UN PEZ ENREDADO

Vuelo de la memoria

Voy a pasear tu memoria por los anchos canales de mi corazón por última vez. Ya las arterias de mi alma abren todos sus peajes para que no pagues un euro en tu recorrido. Puede la luz de este atardecer apuñalar con alfileres de nostalgia mis pupilas sin parpados que buscan tu silueta en las siluetas de los arboles y las plantas que han de sobrevivirnos. Puedo correr descalzo hacia atras, hacia los sueños que nunca soñamos juntos, o quizá perpetramos a cara descubierta, con el escaso botín de unos miseros pétalos que ya se marchitan entre las hojas de libros que nunca existieron porque nunca abrimos ni quisimos abrir sus tapas. Puedo, cabalgando en la mente despierta de este pez, que es pez y es hombre, que es hombre y niño todo en uno, viajar hasta tu regazo y oir el traqueteo de tu corazón que se aleja como un tren de esos que han abandonado toda via y corren, como potros desbocados, pradera arriba. Puedo escribir así, de un tirón, palabras y frases sin sentido que bombean desde mi corázón mientras las ventanas abiertas de mi memoria dejan que el aroma de tu recuerdo escape libre. Ya he cerrado todas las ventanas que la brisa había abierto, y tus nacaradas uñas arañan un vidrio tornasolado que nunca ya ha de volver a ceder ni a ti, ni a mí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Chari -

hola Nacho,que tal?
si lees mi comentario del 31 de julio creo que se parece algo a lo que tu piensas y como bien digo ahi,lo del mundo al reves lo digo por una conversacion que tuvimos esa misma noche,se me adjunto su escrito con lo que hablamos y recorde mi mundo del reves,este Lucas nos hace pensar con lo que escribe y eso es lo que nos hace leerlo........ almenos yo pienso eso,un saludo nacho

Nacho -

A mi, mi querida Chari, este escrito me parece de lo más atormentado, porque da la sensación de esconder remordimiento, una pesadumbre que no puede escribirse de forma clara, porque sería aún más dolorosa. Nada que ver con el mundo al revés.

Chari -

Me encanta que aun queden gente como tu,que saque lo de adentro y ponga el mundo patas arriba,los que no lo hacen van a un loquero y dicen que estan estresaos jajajaja QUE VIDA ESTA!Gracias por recordarme que vivo en el mundo del reves,aqui esta todo permitido porque viven los locos(valientes que dicen los que los cuerdos callan y los mata poco a poco)GRACIAS........

lucas -

Chari, el mundo no hay que verlo siempre desde el mismo punto. Al mundo de vez en cuando hay que ponerlo patas arriba y sacudirlo para que se le caigan las monedas de los bolsillos. Reconozco que soy raro, inquieto, a veces apatico y otras visceral, a veces mis actos hieren, y otras alegran. Pero no puedo evitarlo, y si a alguien daño en mis devenires, lo siento.

Chari -

pues a mi me parece que intentas cerrar una parte de tu vida y lo haces al escribir,disfrazas el dolor de tu corazon lo mejor que puedes,siento como si bajas de ese tren porque ya no lo controlas,estas asustado como un niño y te bajas responsable de tus actos como un adulto.A veces en la vida cuando mas cobardes pareces ser,es cuando mas valiente eres,porque elijes cerrar las ventanas que resulta que es lo que no quieres hacer pero si lo mas razonable............ NO SE LUCAS,DESPUE DE LA CONVERSACION Q TUVIMO ESTA NOCHE.......TODO ME HACE VER EL MUNDO DEL REVES,UN BESO

lucas -

Las siluetas son el reflejo de una luz, carecen de cuerpo solido al que aferrarse, espejismos de luz y juegos de sombras. Lo que en un momento soñabas como guerreros, como damas gentiles, como batallas épicas, al encenderse la luz y surgir la realidad, se descubren como visillos empujados por un viento nocturno. Yo creia ser el observador de la silueta..cuando solo era juguete desmadejado, pero cada lección que golpea como yunque el alma y el corazón, te endurece. Y ya dije, pez-hombre y niño, con todas esas cualidades y defectos propios, no atribuidos.

Nacho -

Ese final, semejante a la muerte, parece cerrar un mundo de manera definitiva.

Me anonada porque te creía más justo, te creía más valiente. Te creía más justo, porque no lo es quien mira hacia atrás con la mirada inundada de un vacío que nada tiene que ver con lo que el pasado ofreció. Te creía más valiente porque hace falta mucha valentía para no cerrar la puerta ni siquiera a lo que hoy juzgamos como negativo, aunque en el pasado fuese fuente de esperanza, ilusión y vida.

Quiero creer que aquella silueta del bosque no tendrá en cuenta tu portazo, y quiero creer que un día podrás volver a ser niño, pero un niño de verdad, inocente, sencillo, libre de prejuicios, libre de ataduras para afrontar el encuentro de otras siluetas que no sufran el injusto juicio que le haces a esta.

Creo firmemente que cuando cures, observarás que los libros que nunca creíste leer, en realidad fueron escritos según andabas. Entonces recuperarás el gozo de lo vivido y tus recuerdos serán bálsamo para tu alma.

Ya no albergo ninguna duda: el dolor enaltece al escritor que hay en ti.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres