Blogia
UN PEZ ENREDADO

Condes de Urgel, hab. 312 (IV)

Estoy muy cansado. Solo quiero pronunciar tu nombre y ni eso puedo. Ya no percibo ni mi propio latido.


Voy a dormir, amor mío ¿O ya estoy dormido?


Sigo pensándote. Si estoy dormido quiero despertarme entre tus brazos como cada día de nuestro pasado, como cada día de nuestro futuro. Si mi sueño es el eterno que se convierte en una eterna búsqueda de ti. Ni Dios ni la eternidad deben alejarme de ti. Mucho menos ningún mortal. Iré donde estés . Te besaré donde te halles. Te acariciaré donde te encuentres. Te mimaré hasta el éxtasis. Hace muchos años que encontré el sentido a mi vida. Perdona mi apasionamiento. Perdona mi inquietud. Mírame estoy hecho de tu piel, modelado por tu amor, imbuido de tu espíritu.



...............

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres