Blogia
UN PEZ ENREDADO

Conexiones

En los días que vendrán seguro recordaremos al instante que acabamos de vivir, estas cuatro palabras escritas que ahora leemos, sin ir más lejos.
Pero sería un esfuerzo casi inútil recordar cada palabra, poner cada coma en su lugar y repetir una vez y otra siempre con la misma entonación. Tal vez seríamos capaces de hacer silencio del ruido y intimar con cada palabra. Vaciar nuestra mente y llenarla de letras que flotan en un mar de neuronas, buscando conexiones sinápticas que den un poco de sentido a esta vida. Tengo que ser sincero yo lo he intentado, no creo que nunca lo consiga, me encuentro perdido en unas conexiones que no llegan nunca.
Busco y no dejo de buscar, busco la llave que descifra este lío que no tiene fin, perdido en una mente que articula su complot como araña su telaraña.
Y poco a poco me dejo perder, me dejo llevar hasta que me fallan las fuerzas, se destruyen los guiones que teníamos aprendidos. Me ahogo en pequeñas salpicaduras de recuerdos que llenan el don indomable de los recuerdos. salgo a la calle y llueve, me estoy mojando pero soy feliz. Vuelves a estar conmigo, ese día recorrió aquel camino, tú lo explicabas las palabras te salían directamente del corazón, terminé amando esa tierra que ahora es un poco de los dos.
Vuelven, si, aquellas salpicaduras. No quiero saber nada de conexiones, que las neuronas salgan de paseo. Me quedo, si con aquellas sensaciones que un día vivimos.
Un abrazo, compañero. Esta historia termina bien.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres