Blogia
UN PEZ ENREDADO

Comunidades y comunicaciones

Al fin he terminado la semana de noches, mi caracter aun no ha retornado a la zona angelical (si es que alguna vez la hubo), solo he dormido cuatro miserables horas, cuatro horas a saltitos entre sueño, duermevela, consciencia, y terribles ganas de subir al piso superior y matar, como ya comenté en un post, a toda la familia que allí habita. "Son niños". esa es la contestación de mi mujer a mis quejas, como si el hecho de ser niño significase que pueden estar TODO rl santo día: chillando, llorando, desplazando muebles, rodando canicas, pegandose, arrojando cosas desde la ventana a mi terraza, regándome las plantas desde 4 metros de altura y otros desmanes mayores o menores. Desde que nos independizamos en este piso, el mundo de la comunidad me ha demostrado que somos todos, y no me excluyo, unos incibicos. Las zonas comunes son tratadas con desaire, dejadez y resignación, como si fuese normal que las plantas tengan que ser de plastico porque ni dios las respeta, que aparezcan pintadas las paredes, que la publicidad se desparrame por el suelo o que los más dicharacheros conviertan la entrada en fumadero de tabaco y otras sustancias encanutables.
Las actividades comunales son, por desgracia minimas, y a veces parecen excesivas, y las reuniones de los vecinos, al menos en mi bloque, son expres, se lé el acta de la reunión antrior, si procede, se aprueban los presupuestos, se presentan dos o tres proyectos de rehabilitación, ruegos y preguntas, y todos para casa. En el último apartado, un día se me ocurrió sugerir la instalación de un servicio wifi centralizado, con el fín de que los utilitarios de internet pudieramos aunar todas las conexiones en una, mucho más potente y económica... la mirada que recibí me ha hecho desistir de volver a proponer tema alguno, y eso que despues de la wifi tenía propuesto sesiones de taichi en el amplio hall, pero quita, mejor convivir en "armonia".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

lucas -

Asias Áncorilla, no te asustes, hay pisos en los que ni conoces a los vecinos, y hay otros, leyendas creo, en los que hay vecinos cachas que nunca tienen sal..ya sabes a lo que me refiero ;)

Áncora -

Ains... Desde luego. Una a punto de mudarse y tú dando ánimos... Si al final me va a salir mejor vender el piso y retirarme debajo de un puente...

Ahora que tengo huecos en el trabajo prometo leerte un poco más.
Besos ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

lucas -

Sí, estoy de acuerdo contigo en todos los puntos..a excepción de los de los tapones, lo he intentado, de escpma, de cera, algodones...y es imposible, la sensación que me producen me impide tan siquiera empezar a dormir. Probare con la concentración y relajación. Me han dichoq ue de ahí al tantra hay un paso.

pecesita -

Querido pez: No malagaste tus neuronas en hablar de eso que a nadie gusta:"reuniones de comunidad"...Dudo que en algun lugar se hagan de otra manera, las prisas,poner de acuerdo al mayor numero de personas...en todos lados igual.Alguien dijo alguna vez que la primera guerra se inció tras una reunión de comunidad.Es normal que el cansancio te haga ver todo un poco mas negro de lo habitual, descansa.Y pobres niños tus vecinitos, la culpa no es de ellos sino de quien está a cargo de su educación.!Ah! se han inventado los tapones de cera ¿lo has probado? Hazlo, habrá un antes y un despues.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres